Cinco pasos para mantener la mente saludable

17-04-2012. Categorías:
-A A +A

Si quiere mantenerse competente, conducir de forma segura, recordar cosas, debe cuidar la salud del cerebro.

“Todos envejecemos, pero se trata de envejecer saludablemente”, dice el Dr. Claes Wahlestedt, profesor de psiquiatría y decano asociado de innovación terapéutica en la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami. “La demencia es extraordinariamente común cuando se llega a los 70, 80 y 90 años. La buena salud del cerebro es la habilidad de pensar con claridad y de continuar viviendo la vida que llevaba anteriormente”.
 
¿Cuáles son las malas noticias?
 
Los investigadores no están todavía seguros de las causas exactas del deterioro cognoscitivo. El diagnóstico es frecuentemente tardío y los tratamientos siguen siendo ambiguos. “El Alzheimer sigue siendo nuestro mayor enemigo”, dice Wahlested, quien señala que la demencia y el deterioro cognoscitivo leve (MCI por sus siglas en inglés) son formas leves de deterioro de la salud del cerebro.
 
¿Las buenas noticias?
 
Entendemos mejor las enfermedades y la forma de prevenirlas está evolucionando rápidamente.
 
El cerebro como una computadora. “Antes pensábamos que el cerebro era una cosa estática, que se nacía con un número de células y que el cerebro no era capaz de repararlas”, dice el Dr. Carlos Ramírez-Mejía, neurólogo en el departamento de neurociencia del Hospital Baptist. “Ahora sabemos que, hasta cierta edad, el cerebro es capaz de crear nuevas conexiones y activar diferentes áreas cuando hay necesidad de ello”.
 
“Imagine las células nerviosas como una computadora en el cerebro”, explica Wahlestedt. “Todos los cables deben estar ahí para que funcione. Las células nerviosas se conectan a otras células nerviosas y crean redes. Si algunas de las células mueren, las redes no estarán completas o no serán funcionales”.
 
Por consiguiente, los esfuerzos de prevención giran en torno a la construcción de células nerviosas fuertes y saludables.
 
PREVENCIÓN TEMPRANA
 
“Queremos enfatizar que nunca se es demasiado joven para comenzar a pensar en la buena salud”, añade el Dr. Ralph Sacco, profesor y director de neurología en la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami y pasado presidente de la Asociación Americana del Corazón.
 
“El riesgo del deterioro cognoscitivo aumenta con la edad, pero toma muchos años de comportamiento irregular para impactarlo. La idea es comenzar a hacer algo ahora versus hacerlo más tarde”.
 
¿Motivado? A continuación le presentamos cinco formas para comenzar a mejorar desde hoy la salud de su cerebro.
 
Dieta saludable
 
“Los estudios han demostrado que aquellas personas que llevan una dieta saludable para el corazón, una dieta estilo mediterránea que incluya mayormente pescado, legumbres, vegetales y aceite de oliva, tienden a tener un cerebro más saludable”, informa el Dr. Po-Heng Tsai, neurólogo en Cleveland Clinic Florida.
 
Una dieta saludable para el cerebro se parece mucho a una dieta saludable para el corazón. Evite alimentos ricos en colesterol y grasas malas y refuerce las frutas, los vegetales, las grasas buenas y los antioxidantes.
 
Ejercítese frecuentemente
 
“Lo usa o lo pierde”, dice Wahlestedt. “El ejercicio mantiene el cerebro saludable. El cerebro depende de la sangre en el cuerpo, por lo tanto, no es bueno que sus arterias bloqueen la ayuda al cerebro”.
 
“La actividad física es siempre la recomendación más difícil”, reconoce Sacco. “Las personas de edad avanzada pueden no estar tan activas físicamente, pero si está haciendo menos, hágalo por tiempo más prolongado”.
 
Reduzca el estrés
 
“Cada vez que tiene estrés se producen muchas hormonas que sirven como respuesta a una amenaza”, dice Ramírez-Mejía. “Estas hormonas van al cerebro y son muy tóxicas. Cuando se expone a una rata a la descarga de estos químicos, partes del cerebro comienzan a morir”.
 
Reduzca el estrés, siempre que pueda, alejándose de situaciones estresantes, haciendo ejercicio, escuchando música y practicando técnicas de respiración.
 
Duerma mejor
 
“Procesar información mientras duerme es crítico para el cerebro”, comenta Ramírez-Mejía. “Parece que su cuerpo está descansando pero su cerebro está realmente activo almacenando recuerdos y procesando la información del día. Si no duerme bien, la memoria y función cerebral se estarán deteriorando”.
 
Manténgase mental y socialmente activo
 
“El cerebro necesita aprender cosas nuevas”, menciona Ramírez-Mejía. “En el momento en que deja de aprender cosas nuevas el cerebro entra en una etapa en la cual es funciona muy bien en las actividades simples de la vida diaria pero en la que no hace ningún esfuerzo de hacer nuevas conexiones. Un cerebro que tiene mayores conexiones es un cerebro más eficiente y menos propenso al Alzheimer y a la demencia.
 
El aprendizaje puede incluir aprender un nuevo idioma, adquirir una destreza nueva, tocar un instrumento musical, hacer cálculos matemáticos, explorar el mundo o planificar cosas para el futuro, mirar la vida a largo plazo.
 
Mirando al futuro
 
“En este momento, las predicciones para el año 2050 son bastante sombrías debido a la población de edad avanzada”, dice Sacco. “La cantidad de personas que viven hasta los 70 y 80 años sigue aumentando, por lo que las proyecciones del Alzheimer, la demencia y los derrames van a ir en aumento a menos que cambiemos algunos de estos comportamientos”.
 
“La meta, a esta edad, es producir más conexiones y desarrollar una red más densa”, añade Ramírez-Mejía. “En el futuro habrá medicamentos pero, por ahora, necesitamos tratar de inducir al cuerpo a producirlas para que podamos obtener sus beneficios”.
 
Fuente: El Nuevo Herald
Disponible en: http://www.elnuevoherald.com/2012/04/14/v-fullstory/1176444/cinco-pasos-para-mantener-la-mente.html