Mortalidad proporcional por grandes grupos de causas en adultos mayores de las Américas

El estudio de la Carga Global de Enfermedad (GBD, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud, clasifica las causas de muerte en tres grandes grupos: 
- Grupo I: Enfermedades transmisibles y condiciones maternas, perinatales y nutricionales, 
- Grupo II: Enfermedades crónicas no transmisibles y 
- Grupo III: Lesiones. 

El gráfico presentado utiliza esta clasificación para mostrar el perfil de causas de muerte por grupos etarios de la población adulta mayor de la región de las Américas. 
 
El perfil de las causas de defunción está muy relacionado con la etapa de la transición epidemiológica en que se sitúan los países.  Si agrupamos algunos de los más rezagados como Guyana, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, encontramos que enfermedades crónicas no transmisibles como las enfermedades isquémicas del corazón o la diabetes, constituyen las principales causas de muerte entre  adultos mayores jóvenes (60 a 69 años), sin embargo, enfermedades del Grupo I, como las infecciones respiratorias agudas bajas, se sitúan entre las cinco primeras posiciones. 
 
En estas edades, la desnutrición, las enfermedades infecciosas intestinales y otras enfermedades infecciosas  se ubican entre las primeras veinte causas para este grupo etario. A partir de los 70 años, con el incremento de la edad de muerte, el  peso de las enfermedades del Grupo I se eleva, principalmente, las infecciones respiratorias agudas bajas, que escalan a las primeras posiciones. En estos países, el número de defunciones por demencia y enfermedad de Alzhéimer, es relativamente bajo, incluso entre nonagenarios, lo que puede estar relacionado con subregistros, ya que  las muertes  por causas mal definidas se incrementan con el avance de la edad, llegando a la primera posición a partir de los 80 años.   
 
Si agrupamos países en fases más avanzadas de transición como Cuba, Costa Rica, Barbados, Chile y Uruguay, encontramos un predominio casi absoluto de enfermedades del Grupo II, (no transmisibles) para cualquier grupo etario de adultos mayores. Las infecciones respiratorias agudas bajas persisten como única enfermedad transmisible entre las primeras veinte causas de muerte de adultos mayores con menos de 70 años, no obstante, su peso relativo  se incrementa con la edad.  La demencia y enfermedad de Alzhéimer llega a ocupar la quinta posición a partir de los 80 años,  en contraste con los países en fases más rezagadas de la transición en los que no aparece entre las primeras veinte causas de defunción.
 
La región de las Américas se caracteriza por una marcada heterogeneidad, con países muy avanzados y otros muy rezagados en las etapas de la transición demográfica y epidemiológica, de ahí que se ha planteado la existencia de una superposición de etapas. Los países se enfrentan a una mortalidad persistente por causas transmisibles y a la vez, al creciente peso de las muertes por enfermedades crónicas,lo que sin dudas conlleva a un doble desafío.  
 
Tags