Heterogeneidad, dispersión, envejecimiento y temporalidad, causas de los accidentes laborales agrarios

Agricultura

Explotaciones mayoritariamente reducidas y familiares, gestionadas por autónomos, y cuyos trabajadores y tareas son muy variables. Estas son algunas de las principales características del sector agrario aragonés que inciden en su siniestralidad, dificultando la formación en este ámbito y la generación de una cultura preventiva adecuada. Así lo refleja el informe Análisis de la causalidad asociada a la siniestralidad en el sector agrario, realizado por la Confederación de Empresarios de Aragón, dentro de la colaboración que mantiene en materia de prevención de riesgos laborales con el Gobierno de Aragón, a cuya Dirección General de Trabajo se han transmitido los resultados.

El informe se basa en las opiniones recabadas en talleres que reunieron a finales del año pasado a agricultores, representantes de cooperativas, organizaciones agrarias y comunidades de regantes, delegados de seguros agrarios, servicios de Prevención y Mutuas y responsables de talleres de distribución y reparación de maquinaria y herramienta. Las sesiones, específicas por cultivos tuvieron lugar en Ejea de los Caballeros, Alcañiz, Cariñena, Huesca, Barbastro y Fraga.

En ellos, se abogó por una formación preventiva cercana, eminentemente práctica y que tenga en cuenta la realidad del sector; desde la variabilidad de tareas que dificulta la evaluación de riesgos por puestos hasta la dispersión geográfica y el envejecimiento, pasando por la gran rotación de los trabajadores, las contrataciones muy ligadas a la estacionalidad y la climatología o la diversidad de culturas e idiomas.

En el apartado de la maquinaria, se considera que existen normativas contradictorias que dificultan, por ejemplo, la modernización de algunos vehículos y que las inspecciones se centran más en aspectos medioambientales que en los preventivos.

Entre las propuestas efectuadas por los expertos del propio sector para mejorar la cultura preventiva y reducir la siniestralidad se encuentran: establecer algún sistema que permita que la formación y vigilancia de la salud pueda hacerse y acreditarse antes de iniciar los trabajos, fomentar la creación de servicios de prevención mancomunados, hacer hincapié en el coste de la no prevención y en la adecuación formativa al sector, establecer un carnet específico para el uso de cierta maquinaria agrícola siguiendo la experiencia de Alemania o articular campañas formativas a través de las organizaciones y cooperativas agrarias.

El sector agrícola registró en 2016 cerca del el 8% del total de accidentes de trabajo con baja que se produjeron en Aragón, rondando la proporción de su población ocupada el 6%.

Fuente: Radio Huesca.com

Disponible en: http://www.radiohuesca.com/noticia/580507/Heterogeneidad-dispersion-envejecimiento-y-temporalidad-causas-de-los-accidentes-laborales-agrarios