La sangre vieja se puede rejuvenecer y podría utilizarse en la lucha contra el envejecimiento

 

Una proteína puede aumentar el contenido de células madre de la sangre, haciendo que se comporten como las de las personas más jóvenes. ¿Es esta la clave para aprovechar el poder rejuvenecedor de la sangre joven?

La sangre de personas jóvenes parece tener poderes curativos, pero ¿cómo podemos aprovecharlos sin depender de los donantes? El descubrimiento de que existe una proteína que mantiene las células madre de la sangre jóvenes es un elemento promisorio.

Las propiedades rejuvenecedoras de la sangre joven se descubrieron en unos experimentos macabros en el que los investigadores cosieron ratones jóvenes y viejos juntos para compartir el sistema circulatorio. La salud de los ratones adultos mejoró, mientras que la de los más jóvenes se deterioró. Otros estudios realizados en animales han demostrado que las inyecciones de sangre joven o vieja tienen efectos similares.

Esto también puede funcionar en las personas. La sangre joven se está probando como tratamiento en enfermedades como el Alzheimer, y los ratones envejecidos que reciben inyecciones de sangre de adolescentes humanos mostraron un mayor conocimiento, mejor memoria y niveles de actividad física.

"Creemos que la droga mejorará los signos del envejecimiento y potenciará el sistema inmunológico de las personas mayores"

Pero estos estudios dependen de que los jóvenes donen su sangre: si esto se convirtiera en el tratamiento para las enfermedades relacionadas con la edad, sería difícil obtener suficientes donaciones para satisfacer la demanda.

La alternativa podría ser el uso de células madre de nuestra sangre. Nuestros glóbulos rojos y blancos son producidos por células madre que provienen de células madre que se encuentran en la médula ósea. Pero a medida que envejecemos, el número de estas células madre disminuye. Una de las mujeres más longevas del mundo parecía tener sólo dos de estas células madre de la médula ósea cuando murió a los 115 años.

La disminución de las células madre hace que las personas tengan menos glóbulos rojos, y los glóbulos blancos del tipo linfocitos B y T. Estos descensos pueden causar anemia y debilitar el sistema inmunológico. "Por lo general, el sistema inmunológico en los ancianos no está preparado para combatir las infecciones graves", ha expresado Hartmut Geiger de la Universidad de Ulm en Alemania.

Cuando el equipo de Geiger examinó la médula ósea de ratones, encontraron que los animales más viejos tienen niveles mucho más bajos de una proteína llamada osteopontina. Para comprobar si esta proteína tiene algún efecto en las células madre de la sangre, el equipo inyectó células madre en ratones que carecían de osteopontina y encontró que las células envejecían rápidamente.

Pero cuando las células madres más antiguas se mezclaron en el laboratorio con osteopontina y una proteína que lo activa, comenzaron a producir glóbulos blancos igual que las células madre jóvenes. Esto sugiere que la osteopontina hace que las células madre se comporten con mayor actividad (EMBO Journal , doi.org/b4jp ). "Si pudiéramos convertir estos resultados en un tratamiento, podremos hacer que la sangre vieja se rejuvenezca", dijo Geiger.

"Es emocionante ", dice Hanadie Yousef de la Universidad de Stanford en California. Pero se necesitan estudios a largo plazo para ver si esta molécula puede rejuvenecer todo el sistema de la sangre, dice.

Hasta ahora, la mayoría de los esfuerzos para utilizar la sangre como un agente rejuvenecedor se han centrado en el plasma, el componente líquido, ya que algunos creen que lleva disuelto factores que ayudan a mantener a los jóvenes . Pero Geiger piensa que las células sanguíneas podrían jugar un papel clave, porque son más capaces de moverse en los tejidos del cuerpo.

La salud del corazón
Tanto los factores solubles como las células de la sangre deben ser importantes, dice Yousef. Mientras que las inyecciones de plasma joven rejuvenecen a los animales más viejos, el tratamiento no tiene un efecto tan fuerte como cuando los animales jóvenes y viejos comparten el sistema circulatorio, expresa.

El equipo de Geiger está desarrollando un fármaco que contiene osteopontina y la proteína activadora para hacer que las células madre sanguíneas se comporten con más juventud. "Debe potenciar el sistema inmunológico de las personas mayores", dice.

Tal droga podría tener beneficios más allá de combatir la infección y aliviar la anemia. El equipo también cree que la proteína aumentará los niveles de células madre. Tener sólo un pequeño número de estas células se ha relacionado con enfermedades del corazón, por lo que Geiger dice que existe la posibilidad de que su estimulación puede ayudar a prevenir esto.

La osteopontina también podría ser útil para tratar trastornos sanguíneos relacionados con la edad, como las mielodisplasias que involucran células disfuncionales, dice Martin Pera, del Jackson Laboratory en Bar Harbor, Maine. "Es posible que rejuvenecer las células madre de la médula ósea podría ayudar con estas condiciones", dice.

"Este estudio proporciona más pruebas de que las células pueden ser rejuvenecidas", dice Ioakim Spyridopoulos en la Universidad de Newcastle, Reino Unido. "Han hecho que la sangre vieja parezca joven otra vez, aunque si actúa como joven o no tendrá que ser demostrado en ensayos clínicos."

 

Fuente: New Scientist

Disponible en: https://www.newscientist.com/article/mg23331184-300-old-blood-can-be-made-young-again-and-it-might-fight-ageing/

Traducido por: RedMayoresSaludables.org