La apnea del sueño podría aumentar el riesgo de Alzheimer

Si su sueño es constantemente interrumpido por una afección llamada apnea del sueño, quizá tenga unas mayores probabilidades de desarrollar Alzheimer en el futuro.

Eso afirma un nuevo estudio que ha vinculado la apnea del sueño con un aumento en el desarrollo de placa amiloidea en el cerebro, una característica de la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores encontraron que mientras más grave era la apnea del sueño, más placa se acumulaba.

"La apnea del sueño es muy común en las personas mayores, y muchas no son conscientes de que la tienen", comentó el investigador principal el Dr. Ricardo Osorio, profesor asistente de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad.

Se estima que de un 30 a un 80 por ciento de las personas mayores sufren de apnea del sueño, dependiendo de la forma en que ésta se define, anotaron los autores del estudio.

Aunque ninguno de los participantes desarrolló Alzheimer a lo largo de los dos años del estudio, los que tenían apnea del sueño acumularon placa amiloidea, lo que podría desencadenar el Alzheimer en el futuro, apuntó Osorio.

La apnea del sueño ocurre cuando durante el sueño se presenta una o más pausas en la respiración o respiraciones superficiales.

Esas pausas pueden durar desde unos pocos segundos hasta minutos, y pueden producirse 30 veces o más cada hora. La respiración normal por lo general empieza de nuevo, a veces con un sonido fuerte de resoplo o asfixia, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.

La enfermedad de Alzheimer es una afección letal en que la memoria se deteriora con el tiempo. El Alzheimer afecta a unos 5 millones de estadounidenses mayores, y a medida que los millones de la generación de la postguerra envejezcan, esa cifra aumentará.

Osorio sugirió que tratar la apnea del sueño probablemente reduciría la acumulación de placa amiloidea y también el riesgo de Alzheimer.

El sueño es necesario para que el cerebro elimine la amiloidea, explicó Osorio. "Durante el sueño, el cerebro hace tareas de mantenimiento y elimina algunas de las proteínas que se han acumulado durante el día, incluyendo la amiloidea", dijo.

Pero la apnea entorpece los esfuerzos del cerebro de eliminar esas placas, añadió.

Para comprender el efecto de la apnea del sueño en el desarrollo de la placa cerebral, Osorio y sus colaboradores estudiaron a 208 hombres y mujeres de 55 a 90 años de edad que no sufrían ningún tipo de demencia.

Los investigadores recolectaron muestras de líquido cefalorraquídeo de los participantes para medir una proteína que indica el desarrollo de la placa, y realizaron TEP para medir la cantidad de placa en los cerebros de los participantes.

En total, más de un 50 por ciento de los participantes sufrían de apnea del sueño. Casi un 36 por ciento sufrían de apnea del sueño leve, y más o menos un 17 por ciento sufrían de apnea del sueño de moderada a grave.

A lo largo de dos años de seguimiento, el equipo de Osorio encontró que entre 104 de los participantes, los que sufrían de la apnea más grave tenían señales en su líquido cefalorraquídeo que indicaban el desarrollo de placa cerebral.

El grupo de Osorio confirmó ese aumento en la placa al administrar TEP a algunos de los pacientes. Los escáneres mostraron un aumento en la placa amiloidea entre los que tenían apnea del sueño.

Aunque se observaron aumentos en la placa, esto no predijo el declive mental, enfatizaron los investigadores.

Los hallazgos aparecen en la edición reciente en línea del 10 de noviembre de la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Osorio anotó que el estudio fue demasiado corto como para determinar quién podría luego desarrollar Alzheimer, pero los investigadores continúan siguiendo a los participantes para ver si desarrollan demencia.

Un experto en el Alzheimer dijo que el vínculo es plausible.

"Creemos que los trastornos del sueño son un aspecto importante del desarrollo de la enfermedad, y también son tratables", apuntó Dean Hartley, director de iniciativas científicas de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

Las personas que sufren de apnea del sueño deben recibir un examen completo y un tratamiento, dijo Hartley.

"Las personas con frecuencia no saben qué pueden hacer ahora para prevenir el Alzheimer", señaló. "Esta es una de esas cosas que pueden hacer ahora".

FUENTES: Ricardo Osorio, M.D., assistant professor, psychiatry, New York University School of Medicine, New York City; Dean Hartley, Ph.D., director, science initiatives, Alzheimer's Association; Nov. 10, 2017, American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, online


Disponible en:https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169674.html