El calor y los adultos mayores

Las personas de 65 años o más son más propensas a tener problemas de salud relacionados con el calor. Si usted es un adulto mayor o un cuidador, repase estas notas para obtener información sobre cómo usted, o la persona a la que esté cuidando, pueden mantenerse seguros durante el calor.

LISTA DE VERIFICACIÓN PARA CUIDADORES

Vigile de cerca a las personas a su cuidado, visitándolas al menos dos veces al día y haciéndose las siguientes preguntas:

  • ¿Están tomando suficiente agua?
  • ¿Tienen acceso a aire acondicionado?
  • ¿Saben cómo mantenerse frescos?
  • ¿Muestran algún signo de estrés por calor?

¿Por qué los adultos mayores son más propensos al estrés por calor?

  • Los adultos mayores no se adaptan tan bien como los jóvenes a los cambios repentinos de temperatura.
  • Es más probable que tengan una afección crónica que cambie las respuestas normales del cuerpo al calor.
  • Es más probable que tomen medicamentos recetados que afecten la capacidad del cuerpo para controlar su temperatura o transpiración.

Manténgase fresco, manténgase hidratado

  • Quédese en lugares con aire acondicionado tanto como sea posible. Si su hogar no tiene aire acondicionado, comuníquese con el departamento de salud local o busque un refugio en su área que tenga aire acondicionado.
  • No dependa de un ventilador como fuente principal para refrescarse cuando haga mucho calor afuera.
  • Beba más agua que de costumbre y no espere a tener sed para beber.
    • Si su médico le limita la cantidad de líquido que puede beber o le ha recetado pastillas diuréticas, pregúntele cuánto debería beber durante los días de calor.
  • No use la estufa o el horno para cocinar, ya que esto hará que sienta más calor y que la casa esté más caliente.
  • Use ropa suelta, ligera y de color claro.
  • Báñese o dúchese con agua fría para refrescarse.
  • No participe en actividades físicas muy intensas y descanse mucho.
  • Esté pendiente de amigos o vecinos y pida a alguien que haga lo mismo por usted.
  • Siga los consejos sobre cómo prevenir las enfermedades relacionadas con el calor.

Fuente: Centros para el control y prevención de las enfermedades

Disponible en: https://www.cdc.gov/es/disasters/extremeheat/older-adults-heat.html